Xerodiccionario

Blog DesertCity

Video
Volver a entradas de blog

Entrevista con Iván Pastor, Xeropaisajista en Desert City

Descubriendo a… Iván Pastor, xeropaisajista.

Nuestro biólogo con corazón de paisajista, precursor de la felicidad a través de sus creaciones. Iván es meticuloso, perfeccionista y gran amante de las plantas xerofíticas. Su gusto exquisito, su amplio conocimiento y su capacidad de analizar y evaluar las necesidades de los clientes convertirá los espacios en bellos xeropaisajes equilibrados que inviten a disfrutarse en cuanto sale un rayo de sol.

¿Cuándo y por qué decidiste ser paisajista?

Procedo del ámbito de la Biología y siempre he sentido atracción por la Naturaleza y sus conexiones  con todo lo que nos rodea (y de la que formamos parte), pero sobre todo y sin saber por qué,  siempre he sentido fascinación por las plantas. Sus formas, sus colores, esa variedad brutal de morfologías entre especies… eso sin contar con los cultivares producidos por el hombre. Podría decirse que son esculturas vivientes. Cada especie tiene, a nivel general o a nivel de detalle, algo hermoso (para esto último, la fotografía de Karl Blossfeldt es un buen ejemplo).

Así pues, cuando terminé Biología, tenía claro que no quería seguir por el camino de la investigación pura y dura, sino que quería ahondar más en la cuestión estético-práctica de lo vegetal y por ello realicé un máster de Jardinería y Paisajismo.

¿Cómo te definirías en tu faceta personal y profesional?

Me considero una persona creativa. Procuro mirar varias opciones a la hora de diseñar algo, lo cual a veces es algo difícil porque no existe “un manual de la solución perfecta”, todo tiene pros y contras. Lo aplico también a la hora de hacer bricolaje, que también es algo que me gusta hacer en tiempo libre. En general, se trata de crear algo nuevo y diferente de la nada.

¿Qué entiendes por Xeropaisajismo y cuál es tu filosofía de trabajo?

Para mí es una versión 2.0 de hacer espacios verdes sostenibles. Tenemos que ser conscientes de dónde estamos, en qué clima vivimos, y que  lo que queda muy bonito en Pinterest no siempre da resultado en la vida real. Hay que ser consciente de las limitaciones y retos que nuestra climatología nos impone y amoldarse a ella usando todas las herramientas que están a nuestro alcance.

¿Cómo defines tus diseños?

Aunque cada uno tiene su toque personal, no olvidemos que el cliente tiene la última palabra. Pero dentro de ello, suelo utilizar combinaciones de vegetación de clima mediterráneo (que no necesariamente nativas de la región mediterránea) con agaves y yucas. La incorporación de algún árido de gran tamaño como rocas  en determinadas zonas aporta más presencia y dota de un aire más natural al conjunto.

¿Cuáles son tus paisajistas referentes?

Aunque existen muchos referentes a los que admirar, si tengo que elegir me quedo con dos: Fernando Martos y Steve Martino.

El primero supo plasmar la estética natural del jardín inglés en los espacios mediterráneos, utilizando vegetación más acorde con nuestro clima.

El segundo fue pionero en poner en valor la vegetación nativa de su hogar natal (Arizona) e hizo de la necesidad virtud elaborando espacios verdes con vegetación 100% adaptada a su medio, potenciando y acentuando las extraordinarias formas arquitectónicas que tienen las plantas típicas de su región (en este caso, predominando los agaves, las yucas y cactáceas).

Cuando creas un proyecto de Xeropaisajismo, ¿qué criterios artísticos o técnicos sueles tener más en cuenta?

Soy un firme defensor de un estilo natural…que PAREZCA natural, al menos. Huyo de las simetrías y de las alineaciones. Eso prácticamente no existe en la naturaleza. También hay un detalle a nivel de elección de especies que, como biólogo, procuro tener en cuenta: si se trata de un espacio verde que esté cerca del medio natural evito usar planta que, aunque no esté catalogadas como invasora, sí se haya observado que tiene potencial carácter invasor (que germine y crezca el lugares donde no ha sido plantada). Es la única manera de evitar mayor daño ecológico a futuros.

¿Qué es en lo primero que te fijas cuando comienzas a elaborar un proyecto de Xeropaisajismo?

Observas el entorno, cómo son los terrenos donde se sitúa el jardín. Qué condicionantes tiene y de ellos, cuáles pueden solventarse y cuáles exigen adaptarte a ellos.

¿Cuál es el error más habitual al crear un jardín según tu criterio y experiencia?

Por regla general, una mala elección de especie. Volvemos al punto de partida: por poner un ejemplo, los arces japoneses son unos árboles de pequeño o medio porte  de una belleza cautivadora. Pero lo que ves en una foto de un jardín de Edimburgo no puedes pretender que crezca igual bajo el sol de nuestra meseta. Muchas veces nos centramos en la estética de determinadas especies sin considerar si podrían prosperar cómodamente en nuestro clima.

¿Qué ventajas tiene un propietario cuando contrata a un xeropaisajista profesional?

Se obtiene un servicio personalizado. Tiene que darse una sinergia entre ambas partes, xeropaisajista y propietario. Hay que atender a sus necesidades implementándolas con tu criterio profesional y elaborar un diseño que posea un criterio estético, coherente en conjunto y, en el fondo, práctico.

¿Cuál es tu fase favorita del diseño de un xeropaisaje?

Sin que suene superficial, mi parte favorita es una vez se ha finalizado toda la parte no visible (acondicionamiento de suelo, riego…) y comienza el replanteo, la colocación de las plantas en su sitio definitivo. Realmente es la etapa más crucial, ya que cada planta es diferente y no se ven igual desde todos los ángulos. Esto condicionará el aspecto final del diseño.

¿Qué especies ornamentales sueles utilizar normalmente en tus jardines?

Depende mucho de la tipología del jardín, pero me reconozco fan de algunas plantas de aspecto exótico y sin embargo sorprendentemente duras como es el formio o lino de Nueva Zelanda (Phormium tenax), las yucas (Yucca sp.) en toda su diversidad de especies, que  tienen facilidad para crecer en cualquier lugar y  el cactus de San Pedro (Echinopsis pachanoi), de crecimiento bastante rápido para ser un cactus y forma tallos columnares de color verde-azulado.

Tu jardín ideal, ¿cómo sería?

¡Me cuesta elegir! Pero si tengo que atender a la razón, mi jardín ideal tendría vegetación de poca necesidad en agua, o tenerla en zonas muy controladas (es algo que tengo muy interiorizado, hay que regar lo justo y necesario; si una planta te está pidiendo riego todos los días…no es su sitio). Tendría alguna piedra de gran tamaño y probablemente algún estanque medio escondido. Y haría algún esfuerzo por tener alguna planta de hojas enormes (el toque de gigantismo también tiene su punto).

 

Iván Pastor

Biólogo y paisajista.

Xeropaisajista en Desert City.

 

Otros datos de interés

  • Fecha:11 de December de 2019
  • Organizador:Desert City
  • Ponentes:Iván Pastor Antón
Volver a entradas del blog

Las cookies nos permiten ofrecer un mejor servicio. Al usar este sitio, aceptas el uso de cookies.

plantas xerofíticas

Dícese de las plantas adaptadas a condiciones de aridez, que han desarrollado adaptaciones para absorber, retener o impedir la pérdida de agua.

Echinopsis pachanoi
Echinopsis pachanoi

Origen: Oriundo de los Andes
Exposición: Pleno sol a sol parcial
Temperaturas: Es una de las especies más apropiadas para su cultivo al aire libre en Madrid, aguanta temperaturas bajas con alta humedad.
Usos: Por su alto contenido en mezcalina se ha utilizado desde hace milenios en la medicina andina y en ceremonias religiosas