BOTIQUÍN BÁSICO PARA CACTUS

LA DORMICIÓN DE LOS CACTUS
febrero 1, 2021
LOS AGENTES NOCIVOS DE CACTUS Y OTRAS SUCULENTAS. PARTE 1ª
mayo 10, 2021

BOTIQUÍN BÁSICO PARA CACTUS

 

Las emergencias fitosanitarias más comunes y cómo tratarlas rápidamente.




Los que cultivamos SOLO cactus y suculentas, no somos conscientes de lo afortunados que somos con la extrema resistencia de estas plantas a sufrir plagas y enfermedades si lo comparamos con otras plantas ornamentales.

Si la procedencia de la compra de nuestras plantas nos puede garantizar sus condiciones sanitarias obteniéndolas de operadores profesionales avalados por el Ministerio de Agricultura, estaremos seguros de que no estamos introduciendo en nuestras casas intrusos indeseados.

Una vez pasada la cuarentena de rigor de cualquier planta que no tenga sus papeles en regla y ya bajo nuestros cuidados y supervisión los cactus bien comidos y bebidos y cultivados en condiciones ambientales controladas no deberían de sufrir.

Pero eventualmente podrían sufrir algún percance y al igual que para los humanos, siempre es conveniente tener una serie de materiales, herramientas y productos fitosanitarios a mano en formato de botiquín.

Me atrevo a hacerte estas recomendaciones a continuación, porque me encuentro capacitada, cualificada, habilitada y facultada para prescribir medicamentos para plantas.

Si lo médicos son quienes manejan la sanidad en las personas, los veterinarios con nuestros animales, los ingenieros Agrónomos somos profesionales titulados habilitados para ejercer en temas de sanidad Vegetal y facultados para la prescripción de productos fitosanitarios para tratar plagas y enfermedades en nuestras plantas.

En este blog no se intenta elaborar un Tratado de patología vegetal de cactus y suculentas ni de desarrollar un listado de plagas completo que pudieran afectar a nuestras plantas, sino de cubrir las necesidades más inmediatas que representen emergencia sanitaria. Y estas serán las que probablemente nos encontremos en un 95% de los casos.

En el cultivo domestico tendremos que hablar de herramientas básicas destinadas a practicar curas y saneamiento de nuestras plantas y de productos que sirven para desinfectar esas herramientas o nuestras propias manos y otros productos que aplicaremos directamente en nuestras plantas.
 

GESTION INTEGRADA DE PLAGAS Y ENFERMEDADES.



La Gestión Integrada de Plagas, según el Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios se encuentra definida su artículo 3 como: “…el examen cuidadoso de todos los métodos de protección vegetal disponibles y posterior integración de medidas adecuadas para evitar el desarrollo de poblaciones de organismos nocivos y mantener el uso de productos fitosanitarios y otras formas de intervención en niveles que estén económica y ecológicamente justificados y que reduzcan o minimicen los riesgos para la salud humana y el medio ambiente.

Esta metodología, totalmente en vigor en cultivos agrícolas desde el 1 de enero del 2014, se va extendiendo a la protección vegetal de otras plantas, como las ornamentales que cultivamos en jardinería domestica.
 

PAUTAS DE ACTUACIÓN FITOSANITARIA

Con el objetivo en mente de “prevenir, mejor que curar”, la Gestión Integrada de Plagas y enfermedades da prioridad a todas las medidas que eviten la aparición de organismos nocivos en los cultivos, favoreciendo todas las que incluyan el control biológico y guardando los métodos químicos en la recámara para poder actuar de manera contundente cuando estos sean realmente necesarios.

A. La PREVENCIÓN es el primer nivel de actuación. Manejando los 6 parámetros básicos del cultivo: luz, temperatura, agua, aire, suelo y luz para cada momento de su desarrollo, respetando su reposo, hacemos las plantas menos susceptibles a sufrir el ataque de patógenos e insectos plaga. También pensemos en los mecanismos que tienen las plantas para combatir por ellas mismas las agresiones externas que pueden recibir en el transcurso de su vida gracias a su propio sistema inmunológico.

Una planta bien comida y bebida si recibe un ataque de un agente nocivo desarrolla compuestos internos como el acido salicílico o el ácido jasmónico que son capaces de producir una inmunidad por la activación de la resistencia sistémica al agente causal de un determinado ataque o agresión.

Son medidas preventivas:

1. La activación del suelo o sustrato por microorganismos beneficiosos. Los hongos micorrícicos, Las bacterias PGPR, activadoras del crecimiento de la rizosfera, algunas son capaces de sintetizar antibióticos para las plantas. El hongo Trichoderma harzianum que destruye por competencia los hongos que causan podredumbre en las raíces de nuestros cactus.



2. La incorporación de áridos de cobertura que permite la aireación del débil cuello de nuestras plantas y evitando la germinación de esporas de hongos que penetran en ese nivel. Estos áridos no deben de tener aristas cortantes que causen heridas en la epidermis.

3. La desinfección de las herramientas de corte y poda utilizando alcohol de 70 o una solución de agua y lejía en una proporción de 10:1.

4. Asegurar una buena ventilación y circulación de aire.

5. Aprovechar la especial capacidad de absorción por las raíces al amanecer y aplicar agua temprano en la mañana para que las plantas permanezcan secas por la noche.

6. Asegurarse de que el sustrato nunca está anegado y que las plantas se alimenten con un fertilizante equilibrado.

7. Vigilar que la humedad del aire no sea demasiado alta. Nuestros cactus prefieren humedades relativas por debajo del 60%. Lo ideal es en torno al 40%.

8. A lo largo del año eliminar los desechos vegetales, las flores no fecundadas y las hojas caídas de las suculentas

9. Destruir aquellos especímenes que han mostrado síntomas de enfermedades infecciosas con el fin de prevenir la proliferación del patógeno y la contaminación de otras plantas y deshacerse del suelo y las macetas en las que se han cultivado.

10. No olvidarse de lavarse las manos antes de manipular otros recipientes o plantas.

Tener siempre en cuenta que algunos microorganismos no pueden entrar en los tejidos vegetales, sino por nuestro descuido, encontrando su camino a través de CORTES Y HERIDAS, extendiéndose durante las operaciones de trasplante, reubicación o vectorizados por plagas, que por lo tanto deben ser curadas y cicatrizadas lo antes posible.

Cuando nos guiamos por la Gestión Integrada de Plagas y Enfermedades:

NO ES UNA MEDIDA PREVENTIVA ACEPTABLE EL ESTAR UTILIZANDO PRODUCTOS FITOSANITARIOS CUANDO NO EXISTEN SIGNOS O SINTOMAS DE NINGUNA AFECTACIÓN. Esta antigua práctica, puede desarrollar resistencias a esos productos cuando de verdad se necesiten.
 
Por eso es muy importante:

B. La OBSERVACIÓN continua de nuestras plantas. Tenemos que aprender a identificar claramente los síntomas de los tres grupos más comunes de patógenos o plagas que pueden atacar nuestras plantas en estadios lo más tempranos posible.

Os he hablado de que estos a los que yo llamo “EL TRIO CALAVERA” son por orden de afectación LOS HONGOS, LAS COCHINILLAS y LA ARAÑA ROJA.

Los patógenos fúngicos que provengan del suelo los deberíamos tener controlados con la adecuada activación del suelo por hongos buenos y con la técnica del riego deficiente que utilizamos con nuestros cactus y suculentas. Pero otros hongos que atacan las partes aéreas y que proliferan en determinadas condiciones ambientales que no podemos controlar, como ha sido la roya después de un invierno anómalamente frio y húmedo, debemos de ser capaces de identificarlos de inmediato por sus síntomas y signos característicos.

Las manchas que son primero amarillas y posteriormente oscuras de podredumbre causadas por Drechslera cactivora en primavera y otoño, deben de ser rápidamente identificadas cuando están mostrando color amarillo y podemos observar las esporas del hongo formando como un suave velo de color verdoso sobre ellas. En ese momento hay que pasar a la acción, porque este hongo puede destruir literalmente nuestra planta en 4 días.

Este hongo a veces entra en las colecciones a través de las esporas que vienen en paquetes de semillas de cactus no certificadas. Así que ojo con los semilleros.
 
BOTIQUÍN BÁSICO PARA CACTUS
 
Y en lo referente a las plagas tenemos unos insectos chupasavias odiados por todos los cactucionistas que son las COCHINILLAS. Esas pequeñas lapillas que esconden debajo una prolífica mama cientos de huevos clavan su estilete en nuestro cactus y les va debilitando poco a poco. En una temporada completa pueden tener algunas especies hasta 8 generaciones distintas por año. Algunas especies de cochinillas se recubren de lanosidad y además no se conforman con los tejidos aéreos, sino que se introducen en sus raíces y son mas difíciles de descubrir e intervenir para controlarlas. Pueden estar activas 7-8 meses al año si no las erradicamos a tiempo.
 
Cochinilla-suculentas-Desert-City
 
Y otra plaga, aunque no de insectos es el ácaro conocido como ARAÑA ROJA.

Pertenece a la clase de Aracnidos, pero no es una araña, aunque también tenga 8 patas como ellas. Os recuerdo que los insectos tienen solo 6 patas. Los ácaros no tienen antenas y los insectos si.

Además, la araña roja es tan pequeña que no podrás observarla a simple vista y solo verás sus múltiples y diminutas punteaduras y un velo de “tela de araña” que forman para protegerse y proteger a sus crías. Las condiciones de temperaturas altas y humedades relativas por debajo del 40% favorecen la aparición de esta plaga. Por lo tanto, serán los meses de pleno verano cuando visiten nuestras plantas. Produce grandes daños estéticos y es altamente debilitante en nuestras plantas. Es una plaga que se desarrolla por focos.
 
Araña-Roja-Cactus-Desert-City
 
Bien, ahora que conocemos a nuestros enemigos, vamos a pasar a la:

C. INTERVENCIÓN

Y por eso volvemos a nuestro botiquín para repasar lo primero que herramientas son esenciales y no deberían de faltar y por qué.

➡ HERRAMIENTAS:

▪ Herramientas de corte como tijeras de diferentes tipos, cutter con cuchillas recambiables

▪ Herramientas de limpieza como pinceles, brochas, palitas de madera, bastoncitos de algodón, etc.

▪ Herramientas de higiene y protección: guantes de plástico o látex, guantes de cuero

➡ DESINFECTANTES:

Aunque muchas de nuestras herramientas pueden ser desinfectadas con un lavado enérgico con agua y detergente, es mejor asegurarse de ello usando alcohol o lejía.

➡ CICATRIZANTES:

Nuestros pinchudos amigos, a veces nos acarician, pero a veces también se rozan entre ellos causando pequeñas heridas que son puerta de entrada de patógenos. Así que igual que tenemos en el botiquín para humanos productos como el yodo, la clorhexidina, etc., tenemos que tener SIEMPRE en nuestro botiquín el cicatrizante para plantas por excelencia que es el AZUFRE.

Cortes, arañazos o heridas abiertas surgidas tras pequeñas o grandes intervenciones quirúrgicas debe ser sellados impregnando polvo de azufre micronizado, sencillamente con una brocha o pincel.

Insisto en ello, porque no es nada profesional el uso de otros productos con atribuidas propiedades cicatrizantes que carecen de evidencia científica para ello. Todos intuís que me estoy refiriendo a la canela y sabéis lo que pienso de ella.

➡ FITOSANITARIOS:

Las moléculas destinadas al tratamiento de plagas y enfermedades en nuestras plantas actualmente se denominan productos fitosanitarios o Biocidas. Su uso y registro esta controlado por las Autoridades Agrarias para asegurarse de que solo se utilizan aquellas que hayan demostrado un adecuado perfil de eficacia y seguridad.

Atrás quedaron los antiguos “pesticidas” del siglo pasado, que solo con mentar su nombre daban miedo. El DDT y otros compuestos han pasado a la historia.

En el siglo XXI el respeto medio ambiental y la seguridad para humanos y fauna marca el hecho de cuando un producto puede ser usado como tratamiento para las plantas. Y sobre todo los criterios de seguridad son mas importantes cuando hablamos de jardinería domestica, ya que los usuarios no son profesionales.

Los productos que finalmente son autorizados para uso en planta ornamental o en huerto por cultivadores no productores son los que tienen una relación beneficio/riesgo totalmente favorable.

Estas moléculas son continuamente revisadas por el Ministerio de Agricultura en España y hoy os voy a hablar de las que están incluidas en la ultima actualización de enero del 2021.

Bien, hablemos de los hongos y el antifúngico de elección para tener en nuestro botiquín de cactus y suculentas es el DIFENOCONAZOL. Hay varias marcas que lo comercializan en distintas concentraciones. Recomiendo la más concentrada, la del 25% de la que habría que utilizar una dosis de 0,6 ml por cada litro de agua. Esta molécula tiene un modo de acción bloqueando la síntesis de ergosterol de la membrana celular de los hongos. Es un antifúngico sistémico de amplio espectro. Se absorbe por la epidermis y penetra en los tejidos. Tiene alta persistencia en los tejidos, así que evita reinfecciones.

Para el tratamiento de cochinillas en todas sus formas, mi receta es usar PIRIPROXIFEN al 10%. Actúa como un mimético de la hormona juvenil de los insectos, bloqueando su metamorfosis y por eso nunca llegan a convertirse en adultos que pondrían huevos y se retroalimentaría el ciclo… Es una molécula tan segura que se usa en la pipetas anti pulgas y antigarrapatas que ponemos en perros y gatos. La dosis que yo recomiendo es 10 veces superior a la figura en el uso de frutales y hortícolas. Puedes usar unos 5 ml en un litro de agua. La estrategia aquí es “Hit hard, but only one”.o lo que es lo mismo buscar la erradicación completa con solo UNA aplicación de producto.

Y en la araña ROJA, la molécula preferente es el CLOFENTEZIN al 50%. Un acaricida específico con actividad por contacto sobre huevos y larvas neonatas, su actividad residual alcanza 10-12 semanas. La dosis recomendada en 0,53 ml por litro de agua.

Todos estos productos deben de aplicarse siguiendo las precauciones que figuran en sus envases. Usar guantes para manejarlos e incluso proveerse de una mascarilla para evitar su inhalación.

Los pulverizadores que usemos deben estar limpios y con ajuste del tamaño de gota para conseguir una especie de fina niebla sobre las plantas, que es lo que da mayor adherencia en la epidermis de nuestras plantas y facilita su absorción.

Estas tres moléculas son agentes SISTÉMICOS, aunque también actúen por contacto. Un fitosanitario de acción sistémica nos permite que tras su aplicación transepidérmica o por absorción radicular, se distribuye por todos los tejidos, buscando activamente tratar el menor recoveco donde pudiera esconderse el organismo nocivo. Otro parámetro que se busca en un buen fitosanitario de planta ornamental es su larga persistencia en los tejidos vegetales. Las moléculas eficaces, seguras y persistentes en plantas que no nos vamos a comer, nos dan la seguridad de CURACIÓN y ERRADICACIÓN y al mismo tiempo la prevención de una futura reinfección o reinfestación desde otras plantas donde no hubiéramos detectado o identificado aun los síntomas o signos.

Recordad que los productos fitosanitarios deberán estar guardados fuera del alcance de los niños (como hacemos con la lejía, amoniaco, etc. y otros productos de limpieza del hogar.
 
Desert-City
 
"Nuestros cactus tienen corazón y ellos te lo agradecerán."

Mercedes García
Fundadora de Desert CITY
Farmacéutica e Ingeniero Agrónomo